Historias

La Gema Perdida (Parte 5)

“¿Luna Gallagher?” preguntó Selena Graham a la mujer que abrió la puerta del pequeño departamento.

“Sí, pase.” dijo esa mujer alta, de pelo negro, liso y largo, con ojos grandes y piel pálida.

Luna abrió la puerta y dejó a las detectives entrar al oscuro departamento. En la televisión había una escena, pausada, de la película ‘Deadpool 2’, un tazón de palomitas medio vacío en la mesa y una sábana en el mueble donde las detectives se sentaron.

“Soy la detective Graham y ella es mi compañera, la detective Earwood, tenemos que hacerle algunas preguntas sobre Ben Sánchez y Elsa Jones.”

“Está bien.”

“Su relación con Ben Sánchez, ¿acabo en buenos términos?”, preguntó Selena.

“Si.”

“¿Entonces, por qué quemó sus regalos en su patio?”

“Me gusta quemar cosas.” Le brillaron los ojos cuando lo dijo.

“¿Por qué terminaron?” preguntó Teresa.

“Él me pidió matrimonio y yo le dije que no.” respondió Luna tranquilamente. “El matrimonio no es lo mío.”

“Y, ¿le cae bien su nueva novia?”

Luna se encogió de hombros. “Apenas la conozco.”

“¿Usted sabía del diamante Sancy que tenía Ben?” preguntó la detective Graham.

“Si.”

“¿Dónde estuvo anoche?”

“Aquí, viendo una película.”

“¿Puede probarlo?”

“Aaaammm….bueno…no, pero…”

“Eso es SOSPECHOSO Y CONVENIENTE.”  gritó Teresa “¿Lo robaste para vengarte?”

“¡No!” respondió Luna Gallagher a la defensiva. “Yo rechacé su propuesta.”

“¿Por el dinero?”

“¡Piénselo detective! ¡Si yo tuviera el diamante, no estaría aquí sentada viendo una película!” Luna hizo una pausa. “Estaría huyendo a otro país o vendiéndolo en el mercado negro.”

Las dos detectives estaban arrinconadas; ella tenía razón. No tenía sentido seguir acusando a alguien sin motivo. Era, sorprendentemente,  inocente… de cometer el crimen. Teresa y Selena se disculparon por molestarla y estaban listas para volver a la oficina.

“Esperen, antes de que se vayan, hay algo que deben saber.” dijo Luna. “Cuando Ben y Elsa empezaron a salir, Ben me dijo que la investigará. Él sospechaba que ella y su madre ocultaban algo: tenían charlas secretas frecuentemente, no tenían fotos juntas, no hablan del pasado ni de otros parientes, etc. Esto es lo que encontré.” Luna le entregó a Selena una foto que había encontrado durante su investigación. En ella estaba una niña con una mujer joven bajita pero con las mismas caderas amplias, parecidas a las que Érica Jones tenía actualmente,  pelo negro corto, y sonrisa descarada. Estaba vestida como prostituta. “No se la he enseñado a Ben.”

“¿Por qué él le pidió a usted, su ex, que investigará?” preguntó Teresa.

“Es mi mejor amigo. Siempre será mi mejor amigo”

“Que pérdida de tiempo.” suspiró Selena mientras pateaba un cartón de leche que estaba en la acera, afuera del edificio de la Señorita Gallagher. “Y esto ni siquiera sabemos si es una pista.”

“No te preocupes.” dijo Teresa al mismo tiempo que le daba un fuerte abrazo a su amiga. “Lo resolveremos.”

Continuará

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s