Historias

Operación: Lista de los Traviesos

Querido Santa,

Sé que sabes que he estado actuando mal últimamente, pero hay una buena razón. Mi papá perdió su trabajo y no podemos comprar más carbón para la chimenea. Está nevando y hace mucho frío. Mi hermano, Justin, tuvo una idea: hacer cosas malas para entrar en tu lista de traviesos y obtener carbón, para no congelarnos hasta morir. Lo intenté y fallé.

Fui a la cocina, tomé uno de los vasos de cristal y lo tiré al suelo. Pensé que mamá se enojaría conmigo, pero en cambio, dijo: “Está bien, cariño. Sé que fue un accidente.” Ella incluso sonrió. Fui a la casa de Katherine Owen; ella siempre me molestaba en la escuela. Toqué su puerta, y ella abrió de inmediato. “¿Qué quieres, tonta?” dijo ella. Me congelé por un segundo. Mamá me dijo que no la insultara y que fuera la mejor persona. Pero luego vi la chimenea en la casa de Katherine, y me recordó mi misión. Le dije que era mala, que a nadie le caía bien y que terminaría sola algún día. Ella comenzó a llorar … y se disculpó por todas las cosas malas que me había hecho. Ella incluso me dio un abrazo.

Me estaba quedando sin tiempo; no pude llegar a la lista de los traviesos. Entonces, se me ocurrió un Plan B. Este año para Navidad, en lugar de pedir otro vestido para mi muñeca, te pido carbón. Sé que puede parecer extraño, pero es lo que necesito. Así que, por favor, Santa, ayúdame.

Sinceramente,

Emma Kingston

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s